20 abril 2017

#ZeroLatency Madrid anuncia su nuevo videojuego de #realidadvirtual #Singularity #ZeroLatencyES

Zero Latency Madrid, la mayor experiencia de realidad virtual de Europa, del grupo 7Fun, acaba de anunciar el lanzamiento en España de su nuevo videojuego: Singularity. Esta experiencia, que estará disponible en mayo, ofrece una ambientación espacial, además nuevas mecánicas de juego y posibilidades de control, para hasta seis jugadores.

Singularity es la nueva experiencia de Zero Latency Madrid, que se sumará en mayo al videojuego ya disponible en el centro: Zombie Survival. En esta ocasión, los “no muertos” dejan paso a una aventura opresiva en una nave espacial que recuerda a Alien, aunque con una inteligencia artificial como enemigo.

Singularity invita a los jugadores a sobrevivir a la mente de una máquina, Rogue AI, y a las oleadas de los robots y drones que controla. El objetivo será desactivar el servidor de la estación espacial, con un innovador sistema de movimiento dentro de la experiencia.
A diferencia de Zombie Survival, cuya acción sucede dentro de un ambiente urbano delimitado (aunque con diferentes estancias, como ascensores), en Singularity los jugadores pueden –y deben- desplazarse por diferentes ambientes de una enorme nave espacial. Además de moverse con libertad por la zona de juego (real) de 200 metros cuadrados de Zero Latency, dentro del videojuego virtual podrán utilizar pasillos y rampas móviles, además de salas de control, para llegar hasta el servidor mientras sobreviven a los ataques de Rogue AI.

En Singularity, la detección de movimiento del arma (denominada Blackbird) permite al jugador utilizarla como un escudo con el cual desviar ataques. De esta forma, además de contar con cuatro armas distintas dentro del videojuego, el usuario puede incorporar tácticas defensivas a la partida y colaborar con sus compañeros de misión. Al igual que en Zombie Survival, hasta seis jugadores pueden participar simultáneamente en una partida de Singularity, cuya experiencia completa dura en torno a una hora.
Zero Latency: origen y tecnología
El primer centro de realidad virtual Zero Latency abrió en Melbourne, Australia, en 2015. A este centro le siguió la apertura de un segundo en Tokyo, Japón, de la mano de la popular compañía de videojuegos Sega, dentro de Joypolis. Prácticamente al mismo tiempo que el de Madrid fue inaugurado en noviembre de 2016 otro centro Zero Latency en Orlando, Florida. De esta forma, ya hay cuatro centros Zero Latency en todo el mundo y serán 15 al finalizar 2017.

El de España fue el primero en abrir sus puertas en toda Europa y, además, 7Fun tiene los derechos de explotación para todo el continente. En este sentido, la startup española hará públicos sus planes de expansión europeos más adelante.

Zero Latency se basa en una tecnología flexible y escalable, que permitirá adaptar el tamaño o los jugadores, dependiendo de las necesidades de cada centro. De esta forma, además, podrá ir evolucionando y cada vez será más grande, completo y divertido. 

El campo de juego de Zero Latency puede ir desde los 200 metros cuadrados -como es el caso del de Madrid- hasta los 400 metros cuadrados -que es lo que mide el de Melbourne-, lo que le hace hasta cinco veces más grande que cualquier otro de los espacios de juego de realidad virtual existentes hasta el momento. 
El espacio Zero Latency no tiene paredes físicas, lo que permite al jugador andar, correr y luchar a través de diferentes escenarios virtuales. La libertad de movimiento se ha logrado gracias a un equipamiento especial. El jugador lleva un casco de realidad virtual basado en la plataforma abierta OSVR, un ordenador AlienWare cargado a la espalda como una mochila y armas simuladas impresas en 3D –denominadas Blackbird- con un peso que logra transmitir gran realismo al jugador. En conjunto, el equipo no supera los 3 kilogramos, por lo que resulta cómodo para cualquier jugador, independientemente de su edad.

El sistema de rastreo utilizado, pendiente de patente, puede ser ampliado a otros tamaños y ha sido probado con éxito con hasta 16 jugadores simultáneamente. Un juego de cámaras sigue los movimientos de los participantes y envía la señal a un servidor, que la procesa y la devuelve a las mochilas que llevan los jugadores. Es en ese momento cuando se renderiza la imagen que se reproduce en el casco de realidad virtual. Todo en tiempo real y con una latencia cero (desfase que se produce entre lo que hace el jugador y cuándo lo ve). Es esa cualidad la que da su nombre a Zero Latency.
Publicar un comentario